domingo, 6 de marzo de 2011

Bizcocho

Seguimos con mi vena cocinera. En este caso os presento la receta para hacer bizcocho, o una de ellas, porque estoy seguro de que existen multitud de formas de hacerlo. Esta receta me la pasó Gerardo, un compañero de trabajo; bueno, técnicamente hicimos juntos el bizcocho una tarde en casa.

INGREDIENTES:
- 1 Vaso de yogur.
- 1 Vaso de aceite.
- 2 Vasos de azúcar.
- 3 Vasos de harina.
- 3 Huevos.
- 1 Cucharada sopera de levadura.
- Mantequilla.

PREPARACIÓN:

- Batimos los huevos y mezclamos con el yogur (yo utilicé yogur de vainilla, podéis usar de cualquier sabor, seguro que estará bueno), el aceite y el azúcar. Removemos bien hasta que el azúcar quede bien disuelto.
- Vamos añadiendo la harina poco a poco mientras removemos para que se vaya haciendo una pasta de forma homogénea y no se generen grumos (como no tengo batidora, pues a golpe de tenedor tocó hacerlo).
- Untamos de mantequilla el borde del molde y echamos la masa.
- Precalentamos el horno a 170º, cuando esté listo introducimos el bizcocho durante 35 minutos.
- Para comprobar que esté listo basta con utilizar el truco de siempre, se pincha con un palillo y si este sale limpio, es que ya está.

VARIANTES:
- Como se puede observar, el bizcocho subió más por la parte central que por los lados. Lo estuve hablando con mi madre y me comentó que eso solía pasar cuando se utilizaban moldes que no eran circulares. Así que ahí os dejo el dato, para que lo tengáis en cuenta.
- La verdad es que la receta tiene pocas variantes, la única está en el sabor del yogur o el tipo de aceite a utilizar.
- Este tipo de bizcocho también se puede utilizar como base para otros postres o incluso se puede rellenar de mermelada o crema de cacao si se desea.

El resultado fue bastante bueno, de forma quedó un poco peculiar, debido a que subió más por el centro que por los lados, pero de sabor y textura estaba excelente.

Como digo en todos mis platos, se trata de un postre fácil de hacer y que no requiere ningún ingrediente o utensilio complicado (porque sino yo no podría hacerlo), así que espero que os animéis alguno con él.

4 comentarios:

Marta dijo...

El bizcocho alienígena con 2000 kilos de azúcar. Que rico estaba :D

Alberto dijo...

Y lo más sorprendente de todo, no estaba excesivamente dulce... qué cosas...

copenhaguasbalticas dijo...

la pinta buenísima.... pero, es cosa mía o ¿aquí se habla más de comida que de Estocolmo? xD

Alberto dijo...

Jejejejejeje, casi casi, jejejejeje. El blog ya existía antes de Estocolmo, Lolo, y seguirá existiendo después, aunque eso sí, lo hice para hablar de mis viajes, no de cocina, jejejejejeje, pero chico, me apetece más hablar de esos temas últimamente (aunque tengo un par de entradas preparadas con otra temática)