viernes, 25 de junio de 2010

Gran Vía

Aquellos que me conozcan un poco sabrán que siento particular debilidad por esta calle de Madrid, por lo que sin duda, que aparezca aquí es del todo lógico y esperado. Estuve pensando cómo afrontar esta entrada, si hacerlo como con otros rincones de Madrid y hablar de su historia y demás, o tal vez probar algo nuevo. Me decanté por lo segundo.

Para conocer su historia no tenéis más que visitar alguna de las múltiples páginas que hablan sobre ella, y más ahora que está de aniversario, 100 añitos le caen ya, pero está mejor que nunca. Yo os propongo la de la wikipedia, que siempre es un clásico.

Un lugar es importante por los momentos vividos en él, son esos instantes los que lo hacen especial, por ello recorreremos la Gran Vía en pos de esos momentos.

Una extraña pareja

"Caminan y sonríen. Él la mira, a su lado el tiempo no transcurre, parece que fue ayer cuando se conocieron, muchas cosas cambiaron pero en esencia todo se mantuvo igual. Ella flota, cómo sólo pueden hacerlo las musas. Juntos recorren Madrid, sus calles los han visto pasar muchas veces, pero no se cansan de observarles.
Hoy Madrid les regala un invitado, una pequeña sorpresa en su camino. Un anciano. Ellos no le buscan, él a ellos tampoco, pero les regala un pedazo de su vida mientras una lágrima se desliza por su cara. Una vida intensa que comparte con gusto, ese es su regalo. Ese es el regalo de Madrid."

Echo de menos

"Recorrerte.
Tus miradas.
Tus sonrisas
Tus silencios y tus palabras.
Sentirte.

Te echo de menos"


Para mí, la Gran Vía es un lugar de primeras veces, supongo que si me paro a pensar, sé que este es un sitio donde he sido feliz, recuerdo perfectamente el preciso instante de serlo y la sensación que se produce cuando eres consciente de ello, que no desearías nada más, porque sencillamente no hay nada más que desear.

Aquí también trabajé, formé parte de su fauna urbana y me integré con ella en lo casi 4 meses que pasé repartiendo propaganda por sus calles. Vi todo tipo de "famosos", conocí a los carteristas, a la policía secreta que la patrulla, a los mendigos que viven en ella... me fundí con la Gran Vía, o tal vez ella se fundió con mi alma, no lo sé, pero desde luego es un lugar especial para mí.

3 comentarios:

Lagape dijo...

Sólo puedo decir :'(

Puck dijo...

También se te echa de menos...

Alberto dijo...

Jejejejejeje, qué maja eres Lagape, jejejejeje.

Sigo aquí Puck, dónde siempre, echándote de menos.
Sinceramente opino que con el pelo así es como más guapa estás.

Espero que lo paséis genial el fin de semana y que el reencuentro sea muy especial. Siempre habéis sido tan sumamente acogedoras...

Un besote muy grande