jueves, 8 de abril de 2010

Templo de Debod


Y con esta entrada inauguro un nuevo tipo de etiqueta: Mis rincones favoritos de Madrid, en ellas aparecerán esos lugares especiales que esconde la magnífica ciudad en la que vivo.

¿Qué decir de este sitio que no haya dicho ya? Pues... la verdad es que ni idea, jejejejeje. Aquí podeís leer lo que ya dije al respecto, poco me queda por añadir, la verdad sea dicha, jejejejeje.

Es un sitio especial para mí, al que no voy con cualquiera, en esto soy un poco egoísta (o un mucho, según se mire). A estos lugares sólo voy con gente especial en mi vida o solo, jejejejeje. Soy reacio a compartir estas cosas, aunque parezca una tontería, pero bueno, opino que los lugares los hacen especiales los sucesos que en ellos ocurren y por eso me guardo mucho, para que no se rompa su magia.


Para finalizar diré que no existe un lugar más bonito en Madrid donde ver atardecer y que me gustaría ver un día amanecer tirado allí.

6 comentarios:

beux dijo...

Precioso!!!!

Alberto dijo...

Sí, a mí también me lo parece. ¿Vosotras llegasteis a verlo iluminado? no lo recuerdo bien, pero me suena que cuando llegamos ya habían apagado las luces.

Un besito

Lagape dijo...

Uno de los rincones más mágicos de Madrid. La primera vez lo vimos de día y cuando estuvimos allí por la noche creo que no pillamos las luces, no.

Alberto dijo...

Pues con las luces es muy muy bonito, bueno, se puede ver en la fotos, jejejejeje. Para la próxima habrá que hacer una visita a esas horas.

Un besito

Lagape dijo...

¡Sí! :)

Lagape dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.